Ser tan libre como el viento conservando siempre la raíz.